Receta: Cómo hacer baklava

El baklava es uno de mis dulces preferidos. El origen está en Oriente Medio y Asia Central, y en cada país se hace de una manera un poco diferente, tanto por ingredientes como por la forma. Esta receta está basada en el típico de Siria (pasta filo, nueces, almíbar,…) y en rollos. La próxima vez que lo prepare quiero intentarlo con otras formas y otros ingredientes.

Es muy fácil preparar baklava, y aunque esta vez se me quemaron un poco, estaban buenísimos (¡pueden dar fe de ello en las oficinas de SinDelantal!) :P

INGREDIENTES:

  • Pasta filo
  • Frutos secos (nueces, piñones, almendras y pistachos)
  • Mantequilla fundida
  • Un huevo batido
  • Canela molida (si puedes mezclarlo con una semilla de cardamomo molido mejor)
  • Azúcar
  • Para el almíbar: agua, azúcar, una cucharada de zumo de limón

PREPARACIÓN:

1.- Lo primero, picar los frutos secos. Que no sea polvo, simplemente un poco picados. Incluso puedes hacer diferentes tamaños de corte para luego decorar los baklava o dar diferentes texturas.

2.- Abrimos la pasta filo. Utilizaremos unas seis láminas. Siempre hay que tener mucho cuidado con la pasta filo, porque es muy fina y además se seca muy rápido y se complica su manipulación. Una vez me contaron que el truco para que no se seque es dejar un paño húmedo encima de la pasta filo mientras no la estás trabajando, y para conservarla hay que volver a enrollarla bien y a la nevera.

Desplegar cada lámina en una tabla y con un pincel de cocina untar de mantequilla fundida media lámina para luego doblarlo en dos y tener doble capa.

3.- En un cuenco hacer la mezcla que te guste de frutos secos con un poco azúcar y de canela (al gusto, como todo). Como hice seis láminas, una la hice de piñones, otra de almendras, otra de pistachos y otra de nueces, y las otras dos de mezclas. 

Poner el relleno en uno de los lados de la pasta filo doblada para hacer el rollo. Mientras enrollas el relleno en la pasta, debes ir poniendo un poco de mantequilla fundida y de huevo batido para que se vaya pegando. Yo lo hacía intercalando las pinceladas.

4.- Preparar el almíbar. Es sencillísimo: en una sartén ponemos azúcar, agua y zumo de limón, lo colocamos al fuego y dejamos que el azúcar se funda y todo reduzca un poco. Notarás que está hecho por la consistencia. Es rápido de hacer. Puedes aromatizarlo también poniendo una rama canela (yo siempre lo hago).

5.- Precalentar el horno a 180º y colocar los rollos que hemos hecho en un pyrex previamente untado con mantequilla fundida. Una vez colocados, poner con un poco del almíbar que hemos preparado en el pyrex y entre los rollos. Reservar el resto del almíbar para impregnar los rollos al salir del horno. Una vez colocados los rollos, lo mejor es cortarlos en el tamaño en el que vayas a querer el baklava.

6.- Poner huevo fundido encima de los rollos de baklava con el pincel, y decorar con frutos secos a tu gusto. Los cortes de diferentes tamaños que planteé al principio sirve para esto, y los piñones incluso se pueden poner enteros a modo de decoración.

7.- Meter al horno a 150º durante 30 minutos aproximadamente. Yo lo puse más tiempo y se quedaron muy oscuros (me gusta más oscuro pero no era el punto que estaba buscando para estas fotos). :D Una vez sacados del horno, impregnar del almíbar que hicimos antes, que lo absorba bien, sacarlos del horno ¡¡¡y a comer!!! ¡Estos estaban buenísimos! :)

  1. evaristo posted this